miércoles, 10 de abril de 2013

SONETO OLVIDADO una deconstrucción poética de MANUEL VALDERRAMA DONAIRE




He arrojado mis poemas al viento
enfermo del olvido, al vacío
de la nada, atados al latido
efímero y finito de mi tiempo.

 Mis pocos versos han quedado escritos
sobre la piel del mar con un tintero
de niebla. No pudieron ser eternos.
Sobrevivir no será su destino.

Este extraño soneto son futuras
cenizas. Testimonio del fracaso
que el presente invisible les augura.

No hallé la eternidad coleccionando
palabras. Mi recuerdo será bruma.
Nací. Moriré. Y seré olvidado.

 
Catorce versos endecasílabos organizados en dos cuartetos y dos tercetos que riman ABBA BAAB CDC DCD. O lo que es lo mismo, un soneto. Y sin embargo al  recitarlo da la sensación de que nos encontramos con un texto en prosa. Para conseguir este efecto me decanté por la rima asonante, más discreta. Pero lo esencial para quebrar la candencia del endecasílabo es el uso del encabalgamiento. Al hacer que las pausas no coincidan con el final de cada verso, se diluye el efecto rítmico y desaparece el eco de la rima.
Oliverio Girondo calificó la métrica de “adminículo de tendero” y llamó a la rima “tambor indígena” para decantarse por el verso libre. ¿Y si transitamos otro camino? ¿Y si usamos la estructura de metros clásicos, por ejemplo el soneto, como vehículo a través del cual deconstruir (reconstruir) el elemento poético, naturalizando el ritmo del discurso, acercándolo al espíritu de la prosa pero manteniendo la arquitectura métrica?

2 comentarios:

  1. ¡Es precioso, muchas gracias!

    Déjame decirte que verso libre no necesita justificarse para existir. No puede ser la métrica sólo (me sigue gustando con tilde) lo que Oliverio Girondo escribió de ella.

    Me rindo a los sonetos. ¿No te fascina tanta belleza cumpliendo las más estrictas normas? ¿No es un flirteo provocador? Acariciar los límites de una manera tan sutil, ¿no es eso perfección?
    Me encanta deleitarme con las palabras que se contienen y se desbocan a la vez. Como la cópula de dos amantes. ¿Existe otro discurso más naturalizado?

    Un abrazo. Y un beso.
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ita. Estoy absolutamente de acuerdo contigo en que el verso libre está justificado por sí mismo, prefiero métrica con tilde, y sí, el soneto me sigue pareciendo la forma poética por excelencia. No puedo estar más de acuerdo contigo.
      Un beso. Y un abrazo.
      :)

      Eliminar