domingo, 26 de febrero de 2012

FRANKENSTEIN O EL MODERNO PROMETEO de Mary Shelley (MEJOR LA PELÍCULA)


Novela enmarcada en el género de terror gótico, se dice que la idea germinó en una noche de farra (sin descartar el uso de narcóticos) en casa de Lord Byron en Suiza, en la que los presentes, jóvenes literatos románticos aficionados a la melancolía y tendentes al suicidio (que nunca llevaban a cabo sin antes habernos legado al menos una obra con la que darnos el coñazo) se dedicaron a contar historias de terror cual infantes alrededor del fuego en mitad del bosque. Poco después, la buena de Mary se decidió a escribir el relato con ayuda de su marido, el escritor Percy Bysshe Shelley (se ve que sola no sabía).
Tras esta novelita, aparentemente inocua, se esconde un duro alegato contra la ciencia y la investigación médica, a favor de una fe que se ve amenazada por los avances tecnológicos y por un hombre cada vez más poderosos que osa tomar el papel de demiurgo, desafiando al Creador (el visto bueno del Vaticano está garantizado). Todo ello aderezado con una prosa farragosa y llena de germanismos (tan del gusto romántico).
Sin duda, el director de cine James Whale hizo más en dos películas para que el monstruo  perdurara en la mente de todos nosotros, que su autora, que habría sido justamente olvidada de no ser por su “monstruito”, engendro, horrendo ser, criatura, horrendo huésped… (Mary Shelley no se guarda nada para otra novela, excepto ponerle nombre cualquier cosa valía).

No hay comentarios:

Publicar un comentario